Estupendo.

Hay días que no. Días que por mucho que te empeñes no encuentras tu mejor yo. Si, ese que ayer sacaste a relucir pero que se ha quedado pegado a la sábana esta mañana. Y vete tú a saber por qué, pero el caso es que es así. La psicología humana es de lo más interesante.

Y en estos días lo mejor de todo seria tener a alguien al lado, con una túnica blanca y aureola, que te susurrara al oído: tranquila, si estás estupenda, si eres inteligente, guapa, lista… Y sin embargo, lo que encuentras es a ti mismo, frente al espejo, contando esos kilos de más, mirando esa nariz, ¡y Dios mío vaya pelos! Sí. Tú. Tú maltratándote, porque las heridas de la mente tardan más en sanar que las rozaduras de los tacones, mucho más. Porque esas heridas no son de bajarte del podio de la altura artificial, son de caer una vez más en la tentación de juzgarte.

No hay peor juez que uno mismo, como dice mi padre. Y a mí me revuelve algo escuchar estas palabras tan a menudo. Porque momentáneamente es verdad, pero en tus manos está cambiarlo.

En tus manos está concienciarte de que hay alguien preparado para esperarte todas las noches y decirte: descansa que estás agotada, alguien preparado para amar esa nariz que tú no aguantas. Preparado para soportar tus manías, para aguantarte a diario y sobre todo, alguien preparado, formado y licenciado para cuidarte. Para mirarte al espejo y que te diga ¡pero qué guapa te hace esa arruguilla! O que te mire la ampollita del dedo meñique del pie y te diga ¡si, si, pero que te quiten lo bailao!
Alguien asi parece la compañía perfecta, ¿verdad? Y qué me dirías si te respondo, que ese alguien tiene nombre. Que tiene el nombre más bonito del mundo y que es Tú mismo. Y está en tus manos conocer a este compañero y llevarlo contigo para siempre.

Porque eres tú y solo tú quien el día en que abandones este mundo, podrás mirar tu cuerpecito y decir: no, no me di cuenta tarde, te cuidé a tiempo, tal y como te merecías, porque eres estupendo.

Anuncios

5 comentarios en “Estupendo.

  1. Así de fácil y tan difícil de vivirlo. Somos tan estúpidos que nos pasamos el día comparandonos con tod@ y con tod@s, en lugar de disfrutar de nuestra autenticidad, nuestro Yo, nuestra esencia.
    Me encantan las palabras que utilizas para abrirnos los ojos de la valentía a conocernos y disfrutar toda una vida contigo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s